Nos caracteriza la proximidad con el cliente, la calidad de servicio y el rigor jurídico.
11-07-2017

FÚTURA LEY ORGÁNICA DE PROTECCIÓN DE DATOS: PRIMER BORRADOR

Retomando el tema tratado en la anterior publicación, el Reglamento (UE) 2016/679, de Protección de datos, entrará en vigor el 25 de mayo de 2018 y, para ello, España deberá de haber aprobado una nueva Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) que adapte la normativa nacional a las disposiciones contenidas en el reglamento europeo. El primer borrador ya contiene diversas disposiciones relativas a novedades trascendentes.

  • La normativa, además de definir la figura de “Delegado de protección”, establecerá los casos en que será preceptivo su nombramiento.
  • En cuanto a los datos de las personas fallecidas, se preverá que el titular de los datos, antes de su muerte, pueda indicar una prohibición expresa a los herederos a su acceso.
  • Como hemos comentado anteriormente, el consentimiento tácito ya no será suficiente para poder accer al uso de datos personales, sino que se requerirá un consentimiento expreso.
  • En referencia a las infracciones y a las sanciones, las primeras aumentarán en número significativamente (a modo de ejemplo, pasará de haber 11 graves a 28), mientras que las sanciones a imponer y su graduación se remitirán al Reglamento (UE) 2016/679 y probablemente se mantendrán los umbrales existentes en la actual LOPD.
  • También tratará el asunto de la videvigilancia laboral, por cuanto se contempla la posibilidad de no tener que informar expresamente al trabajador, bastando una simple colocación de carteles de videovigilancia para legitimar la captación de imágenes.
  • Además, en relación a la información crediticia, no podrán entrar en la lista de morosidad las deudas inferiores a los 50 euros, así como su obligatorio desaparecimiento tras el transcurso de 5 años.
  • Por último, se requerirá el consentimiento del afectado para cada una de las operaciones en las que se vaya a utilizar sus datos personales. Por tanto, cuando se pretenda usar un dato para diversas finalidades, el afectado deberá aceptar cada una de ellas.